martes, 21 de abril de 2009

besos, besos y mas besos

Besos. Ácidos. Dulces. Largos. Engañosos. Sabrosos. Únicos. Verdes. Lamineros. Adúlteros. Entrecortados. Rancios. Limpios. Azules. Tuyos. Suyos. Angustiosos. Revueltos. Antisemitas. Definidos. Sutiles.

Estos los definen (a ellos). Y ellos se acercan sin preguntar; cuando su agenda está libre, sin recargos y te atrapan sin saber. Pero una ya no es la misma, y no cae en la red. Sabe sortearla, saltarla, esquivarla.

Ellos nos gustan (algunos). Los necesitamos, los requerimos, los estrujamos. Y en nuestro deseo de tenerlos los ahogamos.

Alguien tiene la fórmula para que el deseo no ahogue el beso.