martes, 27 de septiembre de 2011

ella se reconoce...

Reconocer que los hombres le gustan… ¿es debilidad? Reconocer que le vuelve loca flirtear con ellos ¿es impúdico? Reconocer que le gusta follar con ellos ¿ es insano? Reconocer que le perturban..¿ es desnudarse? Que le fascinan …que le imantan…que le atraen…que le rocen…que le masturba que le miren …que le deseen…que le echen de menos…que le susurren…que le adulen….todo eso le gusta de ellos…y está buscando que uno de ellos reúna todos estos reconocimientos… Ella reconoce y ellos la reconocen en todas sus formas...

martes, 6 de septiembre de 2011

Desordenándome…desestructurándome…

Paseo y reconozco que me cuesta respirar, que veo como se va todo cayendo y derrumbado toda mi vida a mis pies… todo patas arriba. Como si un ladrón hubiera entrado en “mi alma” y la hubiera desordenado para encontrar algo que no encontró y ahora me ha dejado la labor a mí; la labor de saber, de investigar lo que buscaba…y si buscaba algo, sería importante, ¿no? ¿Para remover y dejar toda “mi alma” desordenada?…y si no lo encontró…¿donde lo escondí? Y, Si lo escondí tan bien…¿es que no quería encontrarlo?

Es hora de ordenar, e intentar encontrar “eso” que buscaba aquel ladrón. Y al encontrarlo… ¿me derrumbaré?… ¿me fascinaré? …. Empezando la búsqueda en el desorden.