martes, 19 de mayo de 2009

táctica y estrategia

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites


mario benedetti
(gracias por ser)

viernes, 8 de mayo de 2009

catarsis

El olor a puro madrugador me infecta las fosas nasales, me recorre las neuronas y me paraliza, conectándome de repente con una parte de mi historia.

“Julián, salía del bar todo “pincho” y fumando uno de esos apestosos puros que Elvira le había comprado en el estanco-tienda de la playa mayor, y yo surcando su perpendicular inhalaba su aliento. Junto con eso debía tragar uno de sus piropos, a los que debía sonreír, por cortesía, porque era vecino del pueblo, porque son familiares (lejanos pero de la familia…) y me hacía vomitar… Cuantas veces pensé en cogerle el puro, aplastarlo contra el suelo, y escupirle en la cara; diciéndole: “Que asco me da señor Julián”. Pero me callé y a veces pienso que eso está atascado en mi vientre, en mi cerebro”.