lunes, 31 de diciembre de 2007

bullicio falso


Era justo el momento. Rocio se comió la última uva y se hizo un silencio, un silencio incómodo. Todos se miraron. Parecía que el corcho de la botella de cava se resistía a celebrar el nuevo año.
Rocio utilizando el vacío repaso la cara, las manos de su marido…
Apretó los dientes y calló.
Intuyó que su deseo no se había cumplido, algo debió de hacer mal el pasado año. Suspiro fuerte. Brindó y siguió en su silencio envuelto en el tumulto de cava, brindis, alegrías…
Ella se distancio y sorbió su deseo.

miércoles, 26 de diciembre de 2007

Niebla...

Hace Niebla. Y recordé la novela de Unamuno (por cierto léanla... si por alguna extraña razón no se la han leído aun) yo la volví a coger de la estantería de mi habitación y volví a encontrarme con mi época de universidad; yo tengo los libros con notas –aparte de las del propio autor o las del filólogo- subrayados y marcados. Si yo tengo los libros muy usados. Y pensé: el mundo del lector se divide en dos grandes grupos –divididos en muchos subgrupos, la vida está llena de matices -. Unos los que moldeamos el libro, las hojas y dejamos plasmado lo que nos inspiró en ese momento su lectura (Que al retomarlo como yo estas vacaciones, leo dos historias paralelas) y los que –sin juzgar- leen respetando sus hojas, sus tapas, sus personajes... y parece que siempre la lectura sea virgen. Yo soy partidaria de moldear los libros, de marcarlos con mi propia vida, abarrotarlos de letras, de colores y de notas... que tome mi propio pulso y se alimente de mi momento.
Ahora he vuelto a dejar una pequeña huella. ¿Quién sabe si uno de mis hijos los lea algún día y repasé con el la vida universitaria de su madre?
Navidad, demasiados dulces y cava (rosado que ha sido la estrella de estas fiestas).

lunes, 24 de diciembre de 2007

la cajera

Ella miraba sin mirar lo productos que cogía y disponía por un escáner. Clin! Clin! Solo un ruido le hacia dejar el pollo en un lado y coger la rúcula. Clin! Clin! Queso, suavizante Clin! Clin!
Miraba a la cajera absorta en ese juego mecánico, sin sentido y sin entrenamiento alguno.
.-"No se sabe lo precios de las cosas, ya no los tienen que teclear"- he susurrado a mi madre.
.-Si.
No ejercita su memoria,(Recuerdo cuando era pequeña y mi madre me mandaba al super. La cajera marcaba todos los números, o gritaba: ¿El aceite virgen a cuanto va? ) Tampoco lo hará cuando salga y marque el teléfono de su novio, la memoria del móvil lo hace por ella; cuando compre, la tarjeta de crédito le ayudará a no contar el dinero. Esta vida se esta volviendo vaga,... y no me gusto en lo que hemos convertido al mundo. No me gusto.

domingo, 23 de diciembre de 2007

si, no...si,no...

He viajado a mi tierra. Y siempre hay algo agridulce en el encuentro con los “tuyos”; tanto familiares como amigos. Agridulce... no sabes muy bien porque. Crees que ese es tu lugar pero cuando llegas ves que tu hueco es pequeño; y todo lo que para ti es diez para ellos pasa a ser un tres y lo que ellos definirían como algo: INCALCULABLE para ti es un calculo menor. Y tu viaje a veces se convierte en un tablero de ajedrez...

jueves, 20 de diciembre de 2007

Copa de Navidad!!!!!


Todas las empresas por estas fechas tienen el “detalle” de convidar a sus empleados a una copa de Navidad. Canapés, tortillas, guacamole… y bebida. A parte de esto lo que te encuentras es a mucha gente que va de un sitio a otro con un mini-bocadillo mojado con una copa de cava (puede cambiarse cava por otra bebida). Y este tiempo aparte de comer lo inviertes en intentar encontrar a gente de tu “grupete”, vamos gente conocida. Porque la frase mas dicha es “pero si no conozco ni a la mitad de esta peña que se ha reunido aquí”. Si es una frase hecha que uno utiliza de muletilla cuando en ese peregrinaje hacia la mesa de viandas te topas cara a cara con alguien que te suena porque alguna vez cuando subes ala cuarta planta lo has visto sacar fotocopias; en realidad no te importa su vida ni siquiera quien es.
Aunque a veces te sorprendes. Uno llega te mira a los ojos y te comenta; que bien! que bueno esta todo, no? Tu eres O. de X verdad? Si- contestas mientras revisas toda la redacción e intentas ubicarlo en algún lugar… pero no lo ves. Y te das cuenta que no habías reparado en él. Y te sientes en desventaja, y no sabes como salir. Mientes y te vas.

miércoles, 19 de diciembre de 2007

sueño...

Hay sueños que se te pegan a la piel y perduran días y días. Fue el domingo por la noche pasando al lunes:
“Corría entre la multitud, en la que se mezclaban gente conocida y desconocida, con un gato recogido en si mismo. Era muy muy blanco. Al llegar al final y ponerlo en una superficie me di cuenta que estaba herido y sacó su cabeza de si mismo y abriendo los ojos se desperezó. Estaba salvado. La sensación fue muy bella, reconfortable.” Y esa buena sensación aún hoy la siento entre la epidermis y la piel, cerca de mi alma. No quiere decir nada, pero sólo queria dejar aqui esa sensación profundamente reconfortable.

martes, 18 de diciembre de 2007

aun estoy sorprendida!

Hay regalos que te sorprenden. Recibí una postal de Navidad de un amigo. Y me sorprendió porque era una postal, algo no virtual, una felicitación con tinta y papel. Que gesto tan antiguo y a la vez tan romántico, por todo lo que implica recibir esa tarjeta de Navidad. Uno va a la tienda, compra varias, elige los destinatarios, se pone ante ellas y escribe frases personalizadas, las introduce en sus sobres y les pone “nombre propio”. Paseando llega a correos y las lanza por las bocas de león (En Zaragoza había dos cabezas de león doradas en relieve como buzones; una para las que mandabas a la ciudad y/o provincia y la otra para cartas fuera de la provincia. Me encantaba ir con mis padres a echar las catas y elegir la boca correcta para cada una de ellas!!)
Volviendo, es un detalle, porque todo ello llevaba tiempo, mucho! Mucho más que abrir tu correo electrónico copiar varias direcciones y felicitar. Hablamos de 10 minutos frente a una tarde como mínimo. Y esto sorprenden, no me dirán que no.
Así que gracias a ese amigo que desde su isla ha invertido su tiempo en pensar en su “gente”. Un tiempo que últimamente no tenemos o no sabemos utilizarlo, no creen?

lunes, 17 de diciembre de 2007

Pastillas anti-lunes


Hoy las necesitaría. El frió hace que no supere las cuotas de alegría por vivir. En día como estos. Con un frío indecente, siempre me viene a la memoria la clase de naturales de 5ª cuando la profesora nos enseñaba que los osos hibernaban todo el invierno para resurgir en primavera. Hoy más que nunca me gustaría ser una osa y seguir en mi osera, no tener que sentir el frío ni tampoco a la gente.
Ni “no hemos interiorizado lo que vale un euro” de Solbes. La indiferencia española a la visita de Gadafi y su séquito de 300. Es un dictador, ¿no? Reciclado pero un dictador. Si no me falla la memoria.
“Sarkozy y la cantante Carla Bruni pasean juntos por Eurodisney”.
UF!¿ Donde esta mi cueva?
Hoy justo necesitaría las pastillas anti-lunes que ayer nos comentaba un amigo mientras tomábamos café y el primer “Pan D’oro” de la Navidad.

jueves, 13 de diciembre de 2007

contra la desnudez


Vuelvo a este mi Blog para recomendar una lectura:
Contra de desnudez” de Oscar Tusquets.



¿El desnudo integral de un cuerpo bello es siempre excitante y atractivo? ¿Valoramos los cuerpos de mujeres y hombres por lo que nos ha enseñado el arte o simplemente nos parecen más atractivos los cuerpos más sanos? ¿El ideal de cuerpo humano varía según las épocas y las modas o existen invariantes que se mantienen a lo largo de los siglos?
En este libro, que va contra la desnudez, pero no precisamente contra el desnudo, no esperen hallar respuestas a estas cuestiones, pero se enamorarán de él.

de mirar y de que te miren…

Mirar es un ejercicio que me apasiona. Ser mirada según por quien es irresistible. Pero no solo me quedo en la mirada, me gusta fantasear acerca de sus vidas.
Ese chico esta esperando en la tienda de ropa interior, termina su cigarro, lo apaga y mira el escaparate: “no se si es pronto para regalarle un conjunto de lencería. ¿Se molestará? Bueno… entro”.
Una chica habla por el móvil mientras esta tomando un café en una terraza: “no te he dicho que no, que no quiero… porque no, y punto. Porque siempre me ilusionas y luego todo se esfuma… Adiós”. Cuelga, deja el móvil sobre la mesa de mármol y coge la taza de café. Intuyo que caliente y muy renovador para la pelea que acaba de tener, con ¿quien? Puedo imaginarme que con su novio, pero también con una miga o incluso con una padre que mal quiere; de esos, hay varios. Los padres a menudo son secos, ásperos; te quieren, seguro! Pero puedes estar paseando toda una mañana y las únicas palabras que puedes sacarles son: “Bien, hija bien. O, porque yo cuando estaba… o, yo cuando trabajaba, cuando visitaba...” tu callas porque sabes que es su forma de hacerte caso, de quererte. Extraña, si, pero a su manera. Ahora pienso en mi padre. Y de refilón le guiño el ojo a mi madre!

martes, 11 de diciembre de 2007

musica, vino, amante...


Escuchando la música de mí amante. Sábado tarde, preparo la cena para las chicas. Las espero. Me encanta preparar la comida, poner la mesa, plegar las servilletas. Mientras escucho las treinta y seis canciones que el Señor m. ha grabado. Es curioso que mientras bebo un poco vino tinto; dispongo el salmón en el plato, corto el queso en una madera; su música me acompaña, pero no se adentra en mi alma. Podría haber escrito: su música me come viva; pero no es así, no es este sentimiento el que me visita. En realidad parezco una agente de New York que mientras degusta un Merlot analiza las letras y la música del que me follo de vez en cuando. Y recaigo que hace tiempo que nadie me come el alma, intensa y profundamente. Porque en realidad me gustaría haber acompañado el vino con una lágrima de ser querida, de protagonizar algunas de las canciones. Me hubiera gustado, pero no con él.

viernes, 7 de diciembre de 2007

Entre ayer y mañana...

Los días laborables entre festivos, se encuentran perdidos, como si no encontraran su lugar. Son días de usar y tirar; compras rápidas, comer cualquier cosa: bocadillos, ensaladas emplasticadas… Y él en realidad quiere que termine su tiempo porque no se lleva muy bien ni con ayer ni con mañana, porque él tiene otras costumbres, otros códigos, mucho mas productivos que sus compañeros. Ellos son vagos, tranquilos, incluso para él claro demasiado tranquilos. A él le gusta la actividad… pero una actividad continua; y el lugar que ocupa hoy es como si tuviera que realizar un sprinte fuerte y todo el mundo le pediera demasiadas cosas. Además el tiempo no le ha ayudado porque se ha puesto en huelga y se ha quedado todo gris, así que tampoco puede obtener energía del sol. Vamos! Que me mira con tristeza y me dice: “Uy que acabe pronto, pronto!”

jueves, 6 de diciembre de 2007

Verde


Caminaba entre la gente en tono verde, combinado con el rojo de la alfombra. Gente, sonrisas,… se movía entre ojos, labios de colores y abrazos intensos. Luz, orden, aplausos, aforo y estrella. Discurso, silencio, lágrimas… intensidad… Premio conjunto.
Escaleras y emoción.
La noche se torno mágica. Ella, la cenicienta de una familia humilde lucio como nunca había lucido. Era color.
Los periódicos se hicieron eco de ese tono verde, intenso, fuerte, mágico Y ella volvió a ser princesa.
Es una sensación extraña dice. Me cuenta que todo lo ha visto como si fuera una espectadora. Lejos, tranquila, recibiendo los halagos como si los tuviera que guardar en un sobre para dárselos a la protagonista en la intimidad de la noche, a solas junto con una copa de vino tinto.
Hablaran y sobretodo se reirán, se reirán en verde.
“Todo tiene su recompensa” al día siguiente por J.F

lunes, 3 de diciembre de 2007

Focalizar


(Del ingl. to focalize).2. tr. Centrar, concentrar, dirigir. U. t. c. prnl.

Este fin de semana estuve con una amiga que había venido de otra ciudad para ver a uno de esos rollos que una tiene a lo largo de la historia; yo los llamo “guadianas”.
Esto me sirvió para focalizar mi propio guadiana, situarlo y colocarlo donde debe estar.
No hablo de etiquetar, sino de ajustar el foco para ver nítidamente sus perfiles y saber como una debe acercarse a ellos; es cuestión de supervivencia. A veces sospecho que el filtro no es el adecuado y la velocidad de obturación está equivocada y entonces aparece la distorsión. Error. Porque según estas coordenadas tu colocas al supuesto “guadiana” en un lugar que no le corresponde. Comienzas a leer las instrucciones de uso y no encuentras ningún botón.
Hablemos de acercarse bien. Hablemos de saber como descifrar a la gente. Hablemos de una mirada correcta. Hablemos de lo ingenioso que uno puede ser y al mismo tiempo que torpe uno se ve.
Hablemos de cómo la humanidad se entrelaza y se deslía. Como se atrapa y se esconde de los focos.
¿Recuerdan al personaje de Robin Williams en Desmontando a Harry? Exacto amigos, exactamente eso!
Es al mediodía, y siento la necesidad de salir de mi.