sábado, 28 de febrero de 2009

Vous ne sont pas de moi


Intenté levantarme, despegarme de tus pestañas y no pude.
Intente acercarme a tus labios y, no pude.
Intenté abrochar mi cuerpo con el tuyo y, no pude.
Intenté participar de tus sonidos y no pude.
Intente morder tus mejillas y no pude...

Vagué sin descanso entre mis propias negativas y aterricé en la idea del porqué no podía: No pude porque no eras mío.

No hay comentarios: