martes, 25 de mayo de 2010

sin marketing.....

Cuando uno se desnuda se quita todas las mascaras de marketing que nos empeñamos en contratar cada día. Y sin marketing estamos desprotegidos. Decir que ir sin ellas es un descanso aunque en pensamientos de unos cuantos un descaro. Y me pregunto ¿por qué un descaro? ¿Por qué nos cuesta tanto vernos desnudos?
Es tan liberador, tan nuestro, tan animal, tal verdadero… Quizá en ese momento de no poder esconder nada físico, tampoco escondemos nada psíquico. ¿Sería posible el paralelismo?
Umm!

3 comentarios:

Pipilota dijo...

yo sé porqué me cuesta tanto. Me cuesta cada año más porque tengo memoria y al no poder esconder ya lo psiquico la psicósis se adueña de mi.

Tomás dijo...

Qué bueno volver a cruzarse.

Doisneau dijo...

Tomas. si todo un placer