lunes, 24 de enero de 2011

entre la niebla...

Imagino que caminar entre la niebla es un riesgo y una osadía. ¿Quien se quiere enfrentar a la niebla? ¿A no ver? ¿A no saber que te puedes encontrar? ¿Con quien te puedes topar?
Es una valentía caminar entre la niebla. Una niebla densa, profunda engullidora.
Me estremezco cuando ella me cubre por completo. Me siento perdida, sin rumbo y lo único que deseo es que se vaya dispersando, desliando, aguando.

Comienzo. Me paro. Continuo. Siento su espesura. Reflexiono. ¿Y si le cambio la intención? ¿Y la vuelvo protectora? ¿Cobijadora?
¿Que niebla me gusta más?

No hay comentarios: