domingo, 1 de mayo de 2011

...Ummmm...

ELLA entró en el CAELUM, una tetería con aroma a anís, a magdalena, a tarta de manzana, a pastas de Clarisas, a yemas de Santa Teresa, a te verde, a canela, a vino dulce, al “runrún” de las conversaciones placidas que se hilvanan unas mesas con otras. La música de los años 20 envuelve su escritura y su espera.
La pared de piedra “gótica” recoge los cuerpos cansados de la gente que lleva todo el día paseando por las entre-calles del Barcelona antiguo, lleno de bullicio, de tiendas, de idiomas… japonesas con guía en mano que sonríen por haber descubrir la calma del té, papás con niña que enloquece intentando elegir que pastel llevarse a la mesa, joven embarazada que comparte con su vientre una delicia de nueces y mantequilla…

CAELUM es uno de esos lugares a los que ELLA siempre vuelve para tomar aire, respirar profundamente mientras degusta un te de vainilla junto con una delicia monacal… la veo escribir, mirar, anotar, sorber, masticar…. Y, yo la sigo, la copio al milímetro, sin dejarme nada, sin errores… diría que parecemos la misma persona.

www.caelumbarcelona.com

No hay comentarios: