jueves, 9 de julio de 2009

Prenez soin de vous

Veo su cuerpo desnudo y me estremezco. Lo miro en la distancia, como si fuera publico de algo que ya no me pertenece. Lo miro y pienso: “Este cuerpo fue mío, durante horas lo exprimí, lo engullí” Ahora debe ser pasto de otros muchos labios aparte de los de su esposa. Y, todavía siento un leve dolor en el estómago.
Lo miro en una foto sonriendo, con su guitarra y me hipnotizo… me dejo llevar por esa sonrisa de niño travieso, y pienso: “Esa guitarra toco para mi” Ahora debe estar a poyada en otras paredes recubiertas de oídos expectantes.
Observo como le envuelve su humo, su café y asumo su nicotina y su cafeína.

Me miro y me sorprendo, todavía tengo ganas de él.

No hay comentarios: