viernes, 27 de enero de 2012

entrar...sin forzar...

Hay personas q vuelven a dibujarte espacios en los que hace mucho no habías entrado, ni si quiera creías que podrías entrar.
Entras de su mano...sin apenas darte cuenta y sin saber; empiezas a desnudarte...a despojarte de tus capas...te vuelves ligera...humana...y vuelves a creer en los hombres...en la humanidad. Ese momento, hoy, lo he  guardado en un bote de cristal junto al que  tengo de arena del Sahara. Uno al lado del otro. Como dos buenos amigos. La arena del Sahara me ha guiñado el ojo...y me ha dado las gracias. Le gusta el bote...le gusta el  contenido…


Al girarme…noto que empiezan a cuchichear…. Y me gusta…

2 comentarios:

Loto dijo...

Qué gusto que pasen cosas así... lo del cuchicheo amable de los frascos de tus sentimientos -digo!

Doisneau dijo...

Si la verdad..son instantes magníficos..y hay tan pocos..Loto... que me estremecen!!!!! ;-)