jueves, 12 de abril de 2012

SHAME...


El placer del sexo. El placer de mirar. El placer de sentir, de hacer, de tocar, de actuar…el placer por el placer. Corro todas las mañanas para dispersar de mi mente el placer del sexo…cada mañana hinco mis pies en el asfalto de esta ciudad que me invita a ser un voyeur de todo lo que me apasiona; de ellos, de ellas, de todos, de cada uno…una mirada enturbiada por el placer, por el deseo… por el probar, por el experimentar.

Me ubico en un rincón, en un lugar seguro donde mi placer se una con mi deseo y poder amasar el momento. Luzco mi boca carnosa y el placer aparece tras la esquina…lo unto, lo toco y sigo corriendo…corriendo en busca de otro placer.

Me paro y: ¿Corro en busca de algo nuevo o corro huyendo de lo nuevo?
El placer enturbia mi cabeza a la vez que la disipa…es una doble jugada sin reglas y con un difícil final.

No hay comentarios: