martes, 25 de noviembre de 2008

¿mal de muchos consuelo de tontos?

El aire que viene no es bueno dicen los economistas. Y antes de enfriarse las empresas ya están cerrando las ventanas. Y a parte de cerrar, descargan” bultos” que “según” ellos no son buenos para mantener el calor que hace falta en la empresa.
La crisis es cierta, pero podemos preguntarnos si los directivos se están aprovechando de la oleada de frío.
Siempre me cuestiono como es una persona que tiene que retirar esos “bultos” de su empresa; qué debe beber, qué debe soñar, cómo debe vivir, cómo debe mirar… y a mi me da escalofrío.¿Le dará “morbo” retirar esos bultos, le dará poder?…
Que triste tener que ser el porteador.

1 comentario:

Pipilota dijo...

Más triste es ser el porteado u_u

Curiosa y afilada reflexión hmmm no lo había pensado pero de un directivo se puede esperar casi cualquier cosa.