miércoles, 28 de mayo de 2008

desierto......

Sin él doy tumbos por el desierto, sin saber donde colocar mi mirada, mis manos. La necesidad de encontrar un Oasis se esta volviendo cada vez más urgente, más acuciante. El caminar por la arena, mientras el sol se ha colocado en mi espalda aplastando mi cuerpo, es insoportable. Mi cabeza ya no piensa, grita y escupe ideas inconexas. Dejé de pensar en mi para pensar solamente en el Oasis y, en realidad no se si en este desierto hay un Oasis para mi.

2 comentarios:

Tomás dijo...

Doisneau era más vitalista! Quizás sea una de sus escenificaciones...y entonces sí, es su universo.

"Todo lo que no es olvido nos desgasta el alma; el remordimiento es el reverso del olvido. [...] llena los momentos con sensaciones de plomo fundido en la sangre".

Tomás

IVAN dijo...

Quizás el error es pensar que estás en el desierto. Abre bien los ojos porque últimamente hace poquita calor...¿y si estás en la selva amazónica? ¿y si hay miles de pequeños riachuelos donde saciar tu sed? Solo debieres encontrar aquel que tenga el agua más clara...
Aunque quizás la búsqueda nos ciega, y el oasis lo tienes dentro de ti.