sábado, 12 de abril de 2008

Extraña soledad


Encontrarse sola por un día. Es un proceso extraño. Incómodo. Silencio. El móvil se acalla. Tus voces pasan a primer plano. Te aturdes. Y sales a la calle. Mañana de bullicio. Mirar colores entre los puestos. Pasear por las calles del mercado con más teatralidad del mundo. Actores venidos de diferentes partes del mundo. Habituales junto con turistas. Latinoamericanos dispuestos en la casquería. Catalanes de calles próximas aproximándose a las pescaderías. Tenderete de frutos secos fotografiados. Flases que aturden a las fresas expuestas. Payeses que gritan los precios de su huerto. De un lado a otro disfrutando del espectáculo me encuentro yo; con capaceta en mano y gafas de sol; entre autóctona y extranjera. Hablo con las verduleras que me conocen: “Hoy el mango esta espectacular”. La pescadera se acaba el café con leche y me corta una rodaja de atún toro. Champiñones y alcachofas para la guarnición. Ramón “el charcutero”: ¿Nada hoy, vecina? Sandra me parte la barra de pan de espelta.
Atún toro con verduras de mañana de Boqueria. Té con lectura. Terminado la soledad irreal. Tus pensamientos vuelven a mirarte de frente. Ahora te detienes, los escuchas y te alias.
La noche se acerca por la esquina. No estuvo mal.

4 comentarios:

Tomás dijo...

¿Doisneau o Brassaï?

Sobre Doisneau
"Más bien una espontaneidad no espontánea, pero de gran impacto y belleza. Al fin y al cabo: no hay hechizo sin conjuro"

Saludos.

IVAN dijo...

Un dia para ti.
Quizás nos tendríamos que dedicar más.
y esa magia que tienen los mercados...

Doisneau dijo...

tomás:
La noche sugiere, no enseña.
La noche nos encuentra y nos sorprende por su extrañeza; ella libera en nosotros las fuerzas que, durante el día, son dominadas por la razón..."
Esa es mi parte de Brassaï en mi.

Doisneau dijo...

ivan; Fundirse como en una sabrosa comida me fascina de las mañanas de mercado!!!! Un dia en solitario tiene varias aristas y hay que verlas y sentirlas TODAS.