martes, 29 de abril de 2008

Lo podrido de la humanidad

Horrorizada. Paralizada. No hago más que leer la noticia del “carcelero-monstruo austriaco”. Y no entiendo nada de nada. ¿Cómo un “hombre-padre-marido” puede cometer tantas atrocidades durante 24 años? ¿Cómo una madre no pregunta? ¿Cómo los otros hijos no cuestionan? Y sobre todo NADIE, absolutamente NADIE ¿VIO NADA? ¿NADA? Vuelvo a preguntarme. Y no entiendo. Josep Fritzl me ha dejado vacía, en silencio y seca. Y llevo días sin atinar, sin mover mis dedos para expresar nada. Me da asco él, la esposa, los otros hijos, los vecinos…la humanidad. Incuso yo misma cuando no hago más que leer y releer el relato de este monstro cruel. ¿Qué pensar?

No hay comentarios: