domingo, 2 de marzo de 2008

Domingo, la agonía de la semana…


El domingo posee dos cuerpos:

Mañana. Sol, periódico, vermut, anchoas de la escala, sonrisas, charleta, anécdotas, papas bravas, olivas rellenas, paseíto por mar o por parque grande!!! Historias de ellas, obsesiones de ellos, patines, bicicletas, footing, agua, verde, pasteles para los suegros, juegos de niños…

Tarde. Tenue, reposo, lectura, tristeza, paseo de parejas, de tríos, de idiomas, sonido de transistor, caravanas, bostezos, fin, cine, gofres, ruido de maletas, lloros, frases para el recuerdo, conversaciones de móvil, recoger, ordenar… La tarde del domingo agoniza desde que el pastel de nata se sirve con el café de la sobremesa.

También hay descubrimientos: (El dibujo es de Henry Darger, un pintor marginal que me ha enseñado hoy EL PAIS SEMANAL)
Yo cierro el portátil y me zambullo en las ruedas políticas; será el aroma de la semana que viene.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Para mi sólo tiene un cuerpo, el de tarde.

explorador dijo...

Hace tiempo queno te leía y me sigues sorprendiendo